Buscador de Internet

Cargando...

viernes, 8 de julio de 2011

Actividad Religiosa

1606. Portobelo contaba ya con 2 edificios de culto: la Iglesia Mayor y el Convento de las Merced. Posteriormente se construyeron la Iglesia Hospital de San Juan de Dios y la Iglesia de San Felipe.
De la Iglesia Mayor no quedan indicio de su lugar exacto. Del Convento de la Merced y la Iglesia Hospital de San Juan de Dios, apenas se conservan algunos muros de piedras que atestiguan su existencia.
La Iglesia de San Felipe, que veremos a continuación, se conserva gracias al esfuerzo de la Sociedad Pro-Iglesia de Portobelo.

LA IGLESIA DE SAN FELIPE

Arruinada la vieja Iglesia de Portobelo por el ataque de los Piratas, el vecindario emprendió la construcción de una de madera, con carácter provisional, hasta 1976, cuando se comenzó el nuevo templo.

La Iglesia de San Felipe fue inaugurada en 1814, a 7 años de la Independencia del Istmo de España. Se inauguro sin estar totalmente terminada, siendo esta la última obra de los españoles en Portobelo.

En el interior de la Iglesia se encuentra el Cristo Negro de Portobelo, cuya imagen es motivo de Veneración por una gran cantidad de fieles devotos. 


 Estructura Interna de la Iglesia San Felipe


El Cristo Negro de Portobelo

El 21 de Octubre, Portobelo se convierte en el escenario de una de las tradiciones religiosas más importantes en Panamá. Se trata de las fiestas del Cristo negro, donde se congregan en el pueblo miles de peregrinos procedentes de todo el país. Algunos vienen caminando desde muy lejos en pago a favores concedidos por el milagroso Nazareno. Otros vienen de rodillas o cargando pesadas cruces en penitencia. Las procesiones que se hacen en el pueblo tienen como características que se hacen dando tres pasos para adelante y dos para atrás.


2 comentarios:

  1. Me parece interesante la información acerca del tema.

    ResponderEliminar
  2. De los vestigios de la iglesia conventual de la Merced hablaron, entre otros, Manuel María Alba (1958) y Dulio Arroyo (1946), más o menos en los términos que aquí se citan. Yo visité Portobelo en marzo de 2011, cuando todavía eran visibles los efectos de los deslizamientos telúricos de diciembre anterior. En el lugar donde todos los planos históricos señalan su existencia, ahora el parque frente a la Aduana, no fui capaz de hallar ningún resto. Más bien da la sensación de que el lugar se ha limpiado para determinadas celebraciones, como el festival de los diablos y congos.Lo único que vi por allí eran restos de un empedrado aparentemente antiguo, que podría corresponder al de la calle de la Merced, pero renovado y completado para cubrir una extensión diáfana y delimitada de dicho parque, la más cercana a la montaña colindante.

    ResponderEliminar